Publicidad

Trucos y Consejos

Cómo poner contraseña en WinRar

Nacho Requena Molina

Publicado

¿Cuántas veces has descargado un archivo de WinRar y te has encontrado de golpe con un “Introduzca contraseña”? Seguro que la respuesta es “muchas”, ya que nos ha pasado a todos. Sin embargo, le vamos a dar la vuelta al asunto: ¿sabes que tú también puedes poner password a tu archivo? Te contamos cómo poner contraseña en WinRar a tus archivos.

WinRAR DESCARGAR
8

Cómo poner contraseña en WinRar

Paso 1: desde un nuevo archivo

Esta es quizás la manera más fácil de poner contraseña a un archivo WinRar: desde la creación de uno nuevo. Para ello, selecciona todos los archivos que quieres comprimir, haz clic derecho y dale a “Añadir al archivo”.

Acto seguido, WinRar te abrirá la ventana para las opciones de compresión. Fíjate bien en la esquina inferior derecha, ya que no deja lugar a dudas: “Establecer contraseña”. Pulsa sobre este botón para que WinRar abra una nueva ventana donde debemos:

  • Introducir la contraseña.
  • Confirmar de nuevo la contraseña.

Cuando termines, dale a “Aceptar” para que la contraseña se guarde y una vez más a “Aceptar” para que se cree el archivo.

Paso 2: desde un archivo existente

Si por el contrario quieres ponerle contraseña a un archivo ya existente, lo primero que debes hacer es abrir el mismo. Una vez realizado, vete hasta “Herramientas” (en la parte superior) y cliquea en “Convertir archivos”.

Cuando realices esta acción, fíjate bien que aparecerá una opción llamada “Compresión”. Dale ahí y ya tendrás las mismas funciones que si crearas un WinRar desde cero, es decir, los mismos pasos comentados antes desde “Establecer contraseña”.

Como ves, el proceso es un poco más “difícil”, aunque realmente lo único complejo son estos pasos adicionales (que cubrirás en cuestión de segundos, como te puedes imaginar).

Mismo destino

Como has podido ver, ya se establezca la contraseña de una manera u otra, la resolución es la misma: tu archivo WinRar tendrá un password que sólo sabrás tú. Recuerda guardar bien la contraseña para que no se te olvide en un futuro (o incluso si se la quieres pasar a personas muy concretas y de las que te fíes, que eso también puede suceder).